Mirador

PROPIEDAD: Exmo. Ayuntamiento de Alfafar.

AUTOR: Desconocido

UBICACIÓN:  Alfafar. Actual sede de interpretación del arroz y oficina de Turismo. Valencia.

DIMENSIONES. 2,87cmx4m

INTERVENCION ANTERIOR. No poseía

 

ESTADO DE CONSERVACION

Las pinturas murales cuyo motivo es un trampantojo, se encontraban en estado de deterioro alto, incrementado por la “Dana” que afectó más a su estado.

Presentaba: multitud de pérdidas, desprendimientos, pulverulencias, eflorescencias salinas en zonas inferiores, inexistencia de barnices, polvo acumulado, manchas de diversa índole (hongos), repintes a la cal entre otras patologías.

A nivel estructural, el muro de tapial valenciano y ladrillo con varios siglos de antigüedad se encontraba en un estado de alteración importante. Se aprecian abombamientos, oquedades, zonas en peligro de desprendimiento, grietas considerables y multitud de fisuras.

INTERVENCIÓN REALIZADA

Documentación fotográfica, toma de muestras, consolidación de emergencia de la película pictórica. Se repitió la operación en varias ocasiones.

Limpieza mecánica mediante brochas suaves de polvo y esponjas  Wishab (AKAPAD)  que están diseñada para limpiezas de superficies estructurales y sensibles (fue este caso). Limpieza de sales en zócalo inferior mediante cepillos. Eliminación de elementos extraños (clavos, tacos de madera, goterones de yeso…)

Consolidación del soporte. En zonas de abombamientos del enlucido se procedió a realizar varios e inyectar mortero PLM A.

Enlucido de grandes lagunas realizado por un oficial yesaire mediante yeso controlado. La laguna de tamaño menor lo realizó el restaurador.

Se aplicó una capa de impermeabilización en las zonas nuevas usando la misma resina acrílica en bajas concentraciones.

Se comenzó a realizar el proceso de reintegración cromática. La reintegración cromática consiste en completar las pérdidas de color de la capa pictórica o lagunas, con colores reversibles y compatibles respecto al original de la obra.

La reintegración tiene como objetivo recuperar la unidad estética de la obra, pero no es imprescindible para la conservación. Se utilizó gouache como técnica pictórica. El gouache es una pintura compuesta por pigmentos aglutinados con goma arábiga. Cumple uno de los requisitos de reversibilidad.

Existen diferentes criterios de reintegración pictórica o cromática. Este proceso trata de solucionar las pérdidas y devolver la correcta lectura al mural para que pueda leerse correctamente existen diferentes soluciones (retoque neutral o arqueológico, ilusionista, tratteggio o rigatino y puntillismo), para este mural se consensuó con la dirección facultativa para la solución visual. Se utilizaron más de un criterio discernible en la misma zona, según lo iba pidiendo cada laguna.

Se decidió un criterio ilusionista en las zonas superior e inferior, por haber mucha documentación. Se realizaron plantillas con acetato y rotulador permanente Se agujerearon los perfiles. Mediante un estarcido de pigmento mediante una brocha de pelo corto se transfirió los motivos perdidos.